Silicosis

La silicosis es una enfermedad que se produce por la sobreexposición al polvo que contiene partículas de sílice cristalina, la que puede causar la formación de tejidos de cicatrización en los pulmones, disminuyendo así su capacidad de extraer oxígeno del aire.
Están expuestos al riesgo de desarrollar silicosis las personas que trabajan en un ambiente polvoriento, donde existe sílice cristalina libre en las partículas respirables, como por ejemplo en la minería y en otras faenas similares.

Los síntomas de la enfermedad son:
a) Falta de aliento después del esfuerzo físico;
b) Tos de gravedad creciente;
c) Fatigabilidad;
d) Pérdida de apetito;
e) Dolores de pecho;
f) Fiebre.
Se trata de una enfermedad incurable, toda vez que los depósitos de polvo que se ubican y hieren al pulmón no son susceptibles de ser extraídos y acompañan al enfermo hasta su muerte.

Consecuencias

El polvo de sílice en los pulmones puede dañar la capacidad del organismo para evitar las infecciones; por esta razón, los trabajadores portadores de silicosis son más susceptibles a algunas enfermedades como la tuberculosis pulmonar e insuficiencias bronco pulmonares, generando vaso contrición, lo que generalmente les puede producir la muerte. Estudios recientes han permitido asociar la silicosis con el cáncer y existe suficiente evidencia médica para establecer que la silicosis afecta el sistema inmunológico del organismo, haciéndolo incapaz de resistir en condiciones normales enfermedades tan comunes como resfríos, generando complicados cuadros que pueden desencadenar inesperadamente en el fallecimiento del paciente.
Existen tres tipos de silicosis, según la concentración en el aire de sílice cristalina al que los trabajadores están expuestos:
a) Silicosis Crónica: ocurre generalmente después de 10 años o más de sobre exposición;
b) Silicosis Acelerada: resulta de la exposición a altas concentraciones de sílice cristalina y se desarrolla de 5 a 10 años después de la exposición inicial, y;
c) Silicosis Aguda: ocurre donde las exposiciones son las más altas y puede causar el desarrollo de síntoma entre semanas a 5 años. Es posible que no se detecte la silicosis crónica, que es la forma más común de la enfermedad, por varios años durante las fases tempranas. Es posible que una radiografía no indique ninguna anomalía hasta 15 o 20 años después de la exposición inicial.

Regulación jurídica

La Ley 16.744, que “establece normas sobre accidentes del trabajo y enfermedades profesionales”, define en su artículo 7° enfermedad profesional, señalando que es la causada de una manera directa por el ejercicio de la profesión o el trabajo que realice una persona y que le produzca incapacidad o muerte.
Esta misma ley concede a los trabajadores que sufran un accidente o enfermedad laboral determinadas prestaciones pecuniarias (subsidio, indemnizaciones, pensión mensual) que dependerán del efecto que haya producido el accidente o enfermedad (incapacidad temporal, invalidez parcial, invalidez total, gran invalidez y muerte).
En el caso de la silicosis, las acciones judiciales que permiten exigir el cobro de estas prestaciones al empleador pueden ejercerse en el plazo de 15 años contados desde que fue diagnosticada.

WhatsApp chat